5/10/09

Mercedes Sosa

He sentido pena y tristeza, una enorme tristeza. Por primera vez en mi vida, he entrado en la red cada media hora para saber qué pasaba. Y sucedió. He sentido pena y tristeza. Ausencia, vacío. Por un momento la música es acosada por un angustioso silencio. Una enorme tristeza.
La primera vez que escuché en vivo a Mercedes Sosa tenía 16 años. Fue en las fiestas de mi pueblo, en Güímar (Tenerife). La emoción, hermana del sentimiento, es bien de difícil de describir. Mercedes iba acompañada por un guitarrista y yo me pude sentar bien cerca, para no perder detalle. Fue un concierto corto, de media hora, dentro de un festival en el que actuaron otros artistas. Un día grande para mí. Por cosas de la vida, cayó en mis manos una cinta de ese concierto, y la escuché y escuché y escuché hasta que, como diría Kiko Veneno, se arrancaron los cachitos de hierro y cromo. Cuando me acuerdo de mi País, Cuando tenga la tierra, Drume negrita...
Desde entonces hasta hoy, la escuché millones de veces, la adoré, la seguí, la volví a adorar, la escuché en concierto, gasté sus discos de tanto uso, de tanta pasión... Mercedes Sosa me enseñó la gandeza musical de su país y de toda América Latina... Una buena parte de las canciones de Alma Mía las escuché por primera vez en la voz de la negra Sosa. No soy Argentino, y eso explica que Mercedes Sosa fuera la culpable de que yo conociera a Charly García, a León Gieco, a Fito Páez... Un corazón gigante a través de cuyo latido hemos sentido y escuchado la voz de un continente.
Cuando llegué a Madrid en 1993 tuve la oportunidad de visitarla y conocerla personalmente en su casa... Traspasé la puerta temblando y emocionado como quien es recibido por una autoridad espiritual en un templo místico.
Por cosas de la vida, 15 años después de los temblores, he podido cantar con La Negra una canción de Pablo Milanés que se llama La Soledad. Por cosas de la vida, 15 años después de los temblores, he participado en un disco donde La Negra canta a dúo con muchos artistas a los que admiro profundamente. ¡Qué honor para mí! Con humildad y orgullo apreté la mano que me fue tendida.
Este proyecto, Cantora, nos da la dimensión exacta de la artista que era y es Mercedes Sosa. La más grande y la más querida. Un testamento musical a la altura de su talento. Y yo me vuelvo a emocionar al ver cumplido uno de mis sueños de seguidor fanático: La Negra Sosa y Luis Alberto Spinetta juntos cantando Barro tal vez.
Aquellas pequeñas cosas, Gracias a la vida, La arenosa, Luna tucumana, La paciencia pobrecita, La pomeña, La zamba para no morir, Peoncito de estancia, Poema 15, Rosarito Vera, Serenata para la tierra de uno, La tempranera, Cuando voy al trabajo, Canción para un niño en la calle, Bajo el sauce solo...
Estas son algunas de las razones por las que es imposible sacar a Mercedes de mi corazón, aunque se haya ido.


14 comentarios:

  1. Descanse en paz. Se fue una de las grandes.. nos queda su música. Canción con todos !

    ResponderEliminar
  2. Eternizará lo eterno con su voz, y ahora en tí... es una presencia, que sigue, que puedes ofrecer y que nos hará emocionar mientras abrazamos su recuerdo.

    Un año de pérdidas que nos harán cambiar...

    Penélope Sierra

    ResponderEliminar
  3. jacarandá6/10/09

    siempre pensé...no sé porqué, que ella hubiera elegido dos temas tuyos para cantarlos...uno es HUESOS y otro es SINDROME DE ALTAMIRA...creo...que los hubiera elegido...los conocería? Pienso que si. Pero ella andaba ya muy triste...quizá su selección de temas para Cantora fue una de las cosas mas dificiles que haya hecho artisticamente...gracias Pedro por palabras tan hermosas para nuestra querida Negra.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa Mercedes, esa voz. La primera vez que la escuché fue cantando con los Sabandeños. Después descubrí a León Gieco a través de su versión de Carito, y poco a poco conocí ese collar que tejió en torno a grandes músicos como Silvio, Charly García, Milton Nascimiento...
    Bien, una gran mujer. Cuántas cosas hermosas supo dejar.

    ResponderEliminar
  5. Pedro, me conmueven tus palabras. La Negrita Sosa ha sido la puerta para muchos hacia la "música latinoamericana". Ella fue el punto donde convergían mis gustos musicales con los de mi padre. Ella fue para mí la puerta de ingreso a muchos como Fito, Silvio, Pablo Milanés, e incluso me atrevería decir que, de alguna manera, ella fue también la forma en la que encontré tu música, años después. La negrita no solo nos regaló música. Nos regaló magia, nos abrió puertas. Como dice "en la Isla".. "Cuántas cosas hermosas supo dejar". Recibe un abrazo enorme y me quedo esperando Cantora.

    ResponderEliminar
  6. AUNQUE MEXICANO CONOCI LA CANCION LATINOAMERICANA DE VOZ DE MERECEDES SOSA, CANCION CON TODOS, ALFONSINA Y EL MAR Y TANTAS OTRAS... ESA VOZ COMO DECIMOS ACA AGUARDIENTOSA, INFUNDE UN RESPETO POR SU TONO, PERO ES TAN MELODIOSA QUE TE ENVUELVE DE AMOR Y CUANDO TU CEREBRO PROCESA LA LETRA TE DA COMO RESULTADO QUE SIN QUERERLO SE INCHE TU PECHO DE ORGULLO AL SENTIRTE PARTE DE ESA AMERICA INDIA.
    HASTA SIEMPRE MERCEDES.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6/10/09

    Una de las primeras cancionesque escuche y aprendi acantar con mi guitarra fue Alfonsina y El mar. Para mi La negra se va con su soledad... SIEMPRE NOS QUEDARAN SU VOZ Y SU FORMA DE INTERPRETAR. Gracias por tu nuevo disco, todo un regalo para los oidos y para el ALMA. Tal vez sea una coincidencia, pero tres de las canciones de tu disco tambien lo son del muevo disco de Luz Casal. Esto es casualidad... Que grande una Gira juntos.

    GRACIAS PÒR TODO.

    ANTONIO.FERNANDEZ@regmurcia.com

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7/10/09

    Realmente una perdida para todos los que apreciamos la música trova y folclórica.
    Padecemos y sentimos los que vivimos esa belleza poética vuelta música y letra, que expresa la vida misma, con sus tragedias y dulzuras.
    Los cantantes con su hermosa magia, nos identifican y nos representan, por eso se quedan en nuestros corazones. Ellos cuentan
    nuestra enigmática y extraña existencia en sociedad y soledad.

    Gracias a esta mujer, latinoamérica no te olvidará.

    Manuel Orellana
    Rancagua de Chile

    ResponderEliminar
  9. Me pasó como a [i], que Mercedes fue casi quien me abrió las puertas a un mundo folklórico gigante, conocí a tantos artistas y tantas canciones del pasado y de la actualidad. ....En esa aventura de encuentros encontré tu TIempo y silencio, 5.000 años, ...canciones que no te había escuchado y que hicieron que aún más me acercara también a tu mundo.
    Pedro gracias por compartirnos tu arte. También comparto tu adoración por la negra Sosa, esa mujer de corazón tan grande que ahora seguro seguirá cantando....
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12/10/09

    mercedes se fue, y el mundo anda un poquito mas solo ahora. Siempre nos quedara su voz, sus grandes temas hechos propios. Yo la descubrí por casualidad y su voz me toco el alma.Gracias mercedes.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Maestro Pedro Guerra comparto tu tristeza,.,. Mercedez fue una constante inspiración para mi familia y yo lo heredé de cuando niño,, ahora que se ha ido solo me queda limpiarme las lagrimas y tenerla viva en mi alma con su musica., que traspasa la dimension del tiempo facilmente.

    ResponderEliminar
  13. Facundo23/10/09

    Querido Pedro: el hecho de que tengas tanta admiración y respeto por mi coterranea Mercedes Sosa, me hace admirarte y respetarte aún más a ti. Gracias por compartir tu dolor, que es el de todos.

    ResponderEliminar