28/1/10

Cosas

En el año 2004 escribí en Desmontando el cinismo: Existe una isla en el Caribe que está partida en dos. Una raya invisible la divide. De un lado de la raya, la República Dominicana; del otro, Haití. En la República Dominicana se habla español; en Haití, francés y criollo. En la República Dominicana la población es blanca y mulata; en Haití, la inmensa mayoría de la población es negra.

Haití fue invadido por Woodrow Wilson en lo que, si estudian ustedes la teoría de las relaciones internacionales, se llamó «un ejercicio de idealismo wilsoniano». Los marines lo invadieron en1915, destruyeron el sistema parlamentario, restituyeron la esclavitud, mataron no se sabe a cuántas personas (los haitianos hablan de quince mil), convirtieron el país en una plantación de inversores estadounidenses y crearon la Guardia Nacional, una fuerza brutal y asesina que ha regido el país desde entonces, en gran parte con el respaldo de Estados Unidos. (Noam Chomnsky. Poder y terror. RBA, 2003).

Para los que llegamos de fuera, los mulatos y los negros, o las mulatas y las negras, son igualmente negros y negras (esto lo digo sin ningún tipo de consideración xenófoba: como un simple comentario); sin embargo, para los dominicanos y dominicanas, los negros y las negras están en Haití. En cuanto pueden, te aclaran que ellos y ellas son mulatos y mulatas. Parece ser que esa mitad de blanco o blanca que llevan en la sangre les otorga una posición superior en la jerarquía de las razas. Seguramente, tanto unos como otras (dominicanas y haitianas), dan forma y kilómetros a la larga fila de los miserables del mundo, de las desheredadas; eso sí, no es lo mismo un miserable blanco, que una miserable mulata o que un negro y una negra miserables. Una línea invisible separa la miseria de la mayor de las miserias. Incluso entre los desheredados y desheredadas de la tierra, una variación de cantidades en los pigmentos de la piel puede condenarte al infierno de la marginación y el desprecio.

Hoy rescato la idea de que Haití es uno de los países más pobres y marginales del planeta. Marginado por todos, incluso por sus propios vecinos. Marginado por pobre y por su condición de absoluta negritud. Hoy pregunto: ¿Hasta dónde, la organización y reparto del mundo es responsable de la pobreza y la marginación de Haití? ¿Hasta dónde son responsables otros países, con su políticas internacionales de hoy y de siempre, de la pobreza y la esclavitud de un país? ¿Por qué los países pobres sufren además de la pobreza los desaforados ataques de la naturaleza? Quizá porque la pobreza no les permite estar preparados para aguantar el golpe. Si respondemos a estas preguntas y atamos cabos llegamos a la conclusión de que la política despiadada de la desigualdad mundial se transforma, directa e indirectamente, en horror. Ahora vamos a reconstruir Haití. Si pusiéramos en tela de juicio las actitudes cotidianas de la Comunidad Internacional quizá la reconstrucción (y los muertos) sería mínima, o por lo menos menor.

Hoy, igual que todos, miro a Haití con horror y tristeza. ¿Y el ser humano? ¿Qué puedo decir de seres humanos que aprovechan el contexto del horror para traficar con niños abandonados? ¿Si existen seres humanos capaces de hacer esto, es posible que existan seres humanos capaces de generar pobreza para enriquecerse con las reconstrucciones de los países devastados por las inclemencias climáticas?

En otro desorden de las cosas: ¿en manos de quién estamos? En manos de seres humanos capaces de cualquier despropósito. La violencia también es ejercida desde las clases dominantes y desde los gobiernos y desde las instituciones. Ahora discuten sobre la gripe A, los laboratorios, la neutralidad de la OMS, las pandemias falsas o verdaderas. Los médicos a los que consulté dudaban de la peligrosidad de la gripe A. Cada año hay nuevas gripes y este año la gripe es A, nos dijeron. Recibí un mail con la teoría de la ineficacia de la vacuna y el nombre de Donald Rumsfeld asociado a los derechos del Tamiflu. Hoy discuten sobre neutralidades y presiones. Y yo digo: En otro desorden de las cosas: ¿en manos de quién estamos?

20 comentarios:

  1. Pedro. saludos desde Santiago de Chile.
    En medio del horror y la tristeza, un poco de
    esperanza
    www.americasolidaria.org

    saludos
    Dario Oyarzun

    ResponderEliminar
  2. Laura Gonzalez28/1/10

    Pedro,
    Un gusto poder saludarte desde Monterrey, Mexico. Gracias por compartir tu musica, tus pensamientos. ANIMO!!!

    saludos
    Laura

    ResponderEliminar
  3. Carmen28/1/10

    Estamos en manos ni más ni menos que de los que nosotros votamos y seguimos votando con la nariz tapada para que no entren otros a hacer más o menos lo mismo pero con menos disimulo.
    Tampoco está la pobreza tan lejos de nuestras propias manos cuando cambiamos de móvil sólo porque el nuevo es gratis, cuando nos sentimos dependientes de consumir tantas cosas inútiles cuya producción empobrece a otras latitudes, cuando cerramos los ojos a todo el sufrimiento que hay detrás de cada pequeño lujo primermundista.

    Y sobre todo cuando nos sedamos la conciencia transfiriendo unos euros a golpe de clic mientras vemos entre lágrimas los brazos que salen entre los escombros del Informe Semanal, nos sonamos los mocos con un pañuelo de un solo uso y nos vamos a dormir bien calentitos, sin la más mínima intención de cambiar nuestras cómodas costumbres y compromisos.

    ¿Será posible dar un giro a esto antes de que nos lo carguemos todo y los muertos no sean sólo pobres, negros y lejanos?

    ResponderEliminar
  4. ¿en manos de quién estamos? y también preguntaría yo ¿hay algo que podamos hacer? Es un horror, el sentimiento de impotencia crece cada día.

    ResponderEliminar
  5. Esa es una excelente pregunta: "¿en manos de quien estamos?"

    Me gustaría responder que nuestro destino depende enteramente de las decisiones que tomemos. Sin embargo con el paso de los años se hace más y más evidente que estamos en manos del destino y de la suerte, de terceros mucho más poderosos que nosotros y de los errores y aciertos que otros cometieron en el pasado.

    La actualidad es consecuencia de todo lo que antes de hoy sucedió y no solo en nuestro ambiente, sino en todo el mundo "nadie es una isla".

    Dependemos de los demás para salir adelante y para hacer el trabajo, comer e inclusive hasta dormir. Estamos en manos del vecino y de nuestros padres. Vivimos en sociedad, que es la forma más confiable que hemos encontrado para vivir. Así pues nuestras vidas y nuestro andar depende de buenas y malas intenciones. Sí, intenciones, porque creo que nadie resulta ser absolutamente bueno o malo y sí todos velamos por nuestros propios intereses; nos hemos vuelto una sociedad (la occidental en general) muy individualista y de mala memoria.

    Noe dice "¿hay algo que podamos hacer?" y me gustaría pensar que sí. Me gustaría pensar que biencumpliendo con nuestras obligaciones individuales podamos salir adelante. Me gusta pensar que si cada uno de nosotros se compromete desde su lugar a hacer mejor las cosas todo cambiará para bien. Si desde lo individual, desde el pequeño y basto universo que es una persona las cosas cambiaran, esto podría mejorar.

    Creo que las cosas que hoy pasan no son muy diferentes a las que durante toda la historia de la humanidad y en todos los lugares en que ha habido seres humanos han acontecido. La única diferencia que encuentro es que la violencia y la sangre ahora viajan en alta definición y en banda ancha.

    Ojalá que la esperanza no desaparezca, que las buenas obras se manifiesten también y que la desilusión y desesperanza no nos invada, porque en el momento en que los que queremos cambiar desfallezcamos ante el horror, el futuro temblará de miedo por saber en que se puede convertir.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo29/1/10

    Parece ser que no hemos aprendido nada.
    Vivo en el Sur de Florida. La comunidad haitiana aqui es enorme. La mayoria se lanzaron al mar huyendo de la pobreza y aqui sobreviven,y por lo que veo en el tiempo que llevo aqui, haciendo los trabajos que los blancos no queremos hacer.
    Conozco muchas haitianas que trabajan cuidando ancianos. Visito una residencia de ancianos todos los Miercoles, y el dia siguiente al terremoto no puedo describir el coraje y la situacion tan dura que estaban soportando las cuidadoras, sin saber nada de sus familias.A pesar de la discriminacion que sufren en la sociedad, cuidan de los ancianos blancos, en muchos casos millonarios, con carino y dedicacion.
    Geograficamente estamos muy cerca de alli.Veo en la tele las imagenes y me doy cuenta de que el clima es el mismo, la vegetacion la misma...unos kilometros mas al Norte y podria haber ocurrido aqui. Pero por que cuando veo esa imagenes de pobreza y destruccion me resulta un lugar lejano??? Donde esta la frontera que separa esta sociedad acostumbrada al despilfarro y la explotacion de los recursos??En mi ciudad ni siquiera existen medios para reciclar los embases de plastico...pero sin embargo a pocos kilometros de aqui la carretera esta llena de mansiones y embarcaderos privados con yates enormes. En la calle hay muchos coches de lujo (que nunca habia visto antes de llegar aqui).
    Es verdad que me ha sorprendido el sentimiento de solidaridad que se ha visto en la comunidad. Pero no creo que eso lleve a que la gente reflexione, cambie de forma de pensar y deje la actitudad de mirarse solo su propio ombligo.
    Desde nuestra confortable posicion no creo que ni siquiera podamos imaginarnos el sufrimiento de aquella gente. Es tan horrible que parece dificil que algo asi pueda existir.

    ResponderEliminar
  7. En Haití antes de este desastre natural, había desde años un "terremoto Social", que es peor que en el actual, ya que en este hubo supervivientes, en el anterior y que ahora más que nunca resurgirá, no habrá ni uno solo.

    El poder del hombre es tan inesperado como un sismo, pero es igual de frágil, porque al final la naturaleza tiene más fuerza y castiga, allá donde no debe, pero siempre lo hace. Cuando vi las primeras imágenes, recuerdo que no lo único que no me impacto fue que la catedral y el palacio se hubiesen destruido, pensé: " El poder sobre el poder" y casi me alegré...

    En este año de grandes inventos para manipular al ser humano y dirigirlo allá donde los gobiernos les interese, como es la Gripe A, las organizaciones a través de bancos, (donde me cobraron hasta el IVA por un donativo para los Haitianos), y como no, el poder absolutista pintado de verde de los americanos en Haiti, hizo de mí, una duda constante.
    A esto hay que añadir, si me lo permiten, la gran marioneta mundial desde donde se mueve todo: Los medios de comunicación.

    Un amigo periodista mexicano se fue Haití con lo puesto para ayudar, y se regresó a la semana, por qué?: Los americanos lo echaron del suelo del aeropuerto de Haiti, donde dormían, para poner sus maravillosos stand de canales de televisión. Lo que vende es eso: la miseria y no la ayuda.

    Cuando la sociedad se mataba por comprar un caja de Tamiflu, yo me fuí un mes entero a México para un proyecto de Fotografía, lo que encontré allí fue: Nada, cero mascarillas, cero enfermos, pero eso si, un país vacío de turistas y millones de mexicanos comprando geles absurdo para lavarse las manos. Todo esto ocurría mientras me quedé sitiada en Michoacán por culpa del Cartel de La Familia y estuve 10 días sin poder salir de Morelia.
    Sentí y tuve tiempo para pensar en todo esto, y llegué a punto donde me sentí indefensa y manipulada como los demás.

    Sabía lo que era verdad, pero estaba atrapada.

    México es poderoso en cultura, en hospitalidad; en risas y valores que no vemos en nuestra Europa moderna. Pero ellos, los mexicanos, a igual que los Haitianos y tantos otros, tienes las manos atadas. Mi corazón está allí y regreso cada año y así lo haré, pero me destruye el alma ver la ignorancia que abraza a estos países, controlada desde los gobiernos.

    Eso es lo peor de todo: La ignorancia. ¿Desde cuando sabe la prensa que el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld, es el dueño de la patente del Tamiflu? ... y presidente de Gilead Sciences, laboratorio que más tarde vende a Roche el medicamento, que por cierto no cura ni siquiera una gripe normal, y se inventó en 1995. Si todo esto es cierto, ¿Qué hay detrás de todo esto?
    ¿En manos de quien estamos?

    Tú pregunta es como esto, Pedro: "La Guerra del miedo".

    No se por qué razón, en estos días recuerdo mucho aquel poema de Pavese que se llama " Lavorare Stanca", lo leo en mi memoria y un escalofrío me hace sentir que podemos llegar y estamos ya en ese momento.

    Te dejo el poema y un gran abrazo, Pedro.

    ResponderEliminar
  8. Cesare Pavese " Lavorare Stanca"





    Atravesar una calle para escapar de casa
    sólo lo hace un muchacho, pero este hombre que vaga
    todo el día por las calles ya no es un muchacho
    y no escapa de casa.

    Hay tardes de verano en que hasta las plazas están vacías, se extienden
    bajo un sol casi poniente, y este hombre, que viene
    por callejuelas de inútiles plantas, se para.

    ¿Vale la pena estar solo, para estar siempre más solo?
    Con sólo dar la vuelta, las calles y la plaza
    quedan vacías. Desearía detener a una mujer,
    hablarle y proponerle que vivan juntos.

    De otra forma, uno habla solo. Por eso en ocasiones
    los borrachos se atacan con discursos nocturnos
    que relatan los proyectos de toda una vida.

    No es seguro que al ir a una plaza desierta
    te encuentres con alguien, pero los que vagan por las calles
    se quedan de vez en cuando. Si anduviera con alguien
    mientras cruza estas calles, la casa sería
    donde ella estuviera, y entonces valdría la pena.

    Por la noche la plaza vuelve a quedar vacía
    y este hombre, que pasa, no mira las casas
    tras las inútiles luces, no levanta más los ojos:
    sólo siente el asfalto que han hecho otros hombres
    con manos endurecidas, tal como las suyas.

    No es bueno quedarse en la plaza desierta.
    Con seguridad habrá una mujer en la calle
    qué, si él se lo pide, querrá llevarlo de la mano a casa.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1/2/10

    Pedro Guerra
    Gracias por expresar tus pensamientos y consideraciones que son aportes valiosos para entender mejor algunas verdades siempre tan camufladas por la maldad en toda su expresión humana.
    Daniel B.
    Lima -Peru

    ResponderEliminar
  10. Jacarandá6/2/10

    Hola Pedro. Qué bueno es leer lo que has escrito y pensar " eso..eso queria decir y no sabía cómo ! " . TAL CUAL.
    Pienso además, que el hombre ya no piensa más en el OTRO hombre. Piensa escandalosamente para sí mismo. No hay dimensión del OTRO. La única que hay es la que deja un beneficio personal ( no importa el costa, es maquiavélico el andar ). Es lo que estamos vivendo constantemente en el mundo actual.
    En la era de la comunicación, el hombre esta SOLO. Y mal. Desolado. Dirias vos, desheredado.
    Por eso es imprescindible dar a conocer lo que pensamos, lo que murmuramos, lo que cantamos, lo que escribimos..."contaminarse" del otro ( pero no con el humo que asfixia el aire ).
    Pienso en el hombre, y siempre tengo presente los versos del genial GELMAN en VUELO SIN ORILLAS- La esperanza, la voluntad, la fuerza, el amor, como únicas herramientas que honran la vida.
    Gracias Pedro por tus reflexiones sobre Haiti. hay que decirlas. hay que cantarlas. hay que tener en la vida vuelos sin orillas.
    abrazo enorme !! ( no te olvides de argentina !)

    ResponderEliminar
  11. Jacarandá bis6/2/10

    fé de erratas del comentario anterior: VUELO SIN ORILLAS ( OLIVERIO GIRONDO)- perdón girondo. GRANDE GELMAN !!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6/2/10

    Hola Pedro! gracias por este blog y compartir con todos los que te seguimos y te queremos, tus comentarios, pesamientos e inquietudes, me gusta como expresas las cosas y comparto tambien el contenido de esas expresiones, tenemos la misma linea de pensamiento... cambiando de tema, estoy esperando con ansias tu nuevo disco "Alma mia versiones volumen 2" has elegido un repertorio mas que excelente al igual que en el volumen 1, ya no puedo resistirme de escuchar esos clasicos como "La pomeña", "Piensa en mi", "Vete de mi" "Volver" y mi tango preferido de toda la vida: "Volvio una noche"... Te mando un abrazo muuy grande desde Argentina, que sigan los exitos!

    ResponderEliminar
  13. teyyota7/2/10

    Pedro, ante todo darte las gracias por ser tú mismo un tio integro y con una elevada dosis, letal diría yo, de solidaridad.
    Cuantas veces me he preguntado, al igual que tú, ¿en que manos se encuentran nuestros destinos, nuestros trabajos, nuestras vidas.....?
    Complicado responder, pero cada vez más claro que estamos en manos de desaprensivos. Con una clase politica (pocos se salvan) llena de corruptos, malvados estafadores que venden a sus padres, hermanos y demás familia para engorde de sus vanidades y carteras.
    Que puede un pueblo esperar de sus gobernantes después de ver que ni entre ellos se llevan bien. Que se puede esperar de los partidos políticos, cuya oposición política es llevar la contraria por norma, sin más ideología o lógica.
    Ahora que ha ocurrido una desgracia tan grande, le toco a Haití, todos con caras compungidas saldran en los medios de comunicación para decir cuanto van a dar para esas almas errantes que tuvieron la suerte de sobrevivir, o quizás debiera decir que tuvieron la desgracia de sobrevivir, al tener que sobrevivir en Haití.
    Probablemente, si hubiesen dado la mitad de la mitad de la mitad, de lo que ahora todos dicen que van a dar, probablememte si hubiesen dado antes esas ayudas y hubiesen participado en la modernización y en proporcionar los medios para que sus habitantes no pasaran hambre, quizás no hubiera sido una desgracia tan terrible.
    De todas formas, todo pasa. De aquí a unos días dejaremos de hablar y de pensar en Haití, una nueva desgracias caera en cualquier otro desgraciado lugar del mundo que nos hara olvidar ésta.
    Es como en la politica, un escándalo oculta otro, y si no hay ninguno nos lo inventamos.

    Gracias Pedro, por tener un espacio donde poder compartir nuestros sentimientos.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7/2/10

    En mi modesta opinion, creo que estamos, egocentricos, en nuestras propias manos y no queremos ser conscientes de eso, seria reconocer que somos responsables, seria crearnos desasosiego y vivimos en una parte del mundo demasiado comoda. Seguramente forma parte del ser humano defenderse del dolor cerrando los ojos al desastre de los demas. La verdad no sabria decir si hay solucion lo que si se es que algo ha de suceder. Que el mundo gira y todo vuelve a su sitio, que nos creemos sabios, pero no sabemos nada, nos creemos los protagonistas de esta pelicula, y en realidad la naturaleza nos pondra en su sitio. Podemos hacer muchas pequeñas cosas, pero el poder del señor oscuro, ya lo predijo Tolkien, es demasiado fuerte. Individualmente es muy dificil parar esa fuerza que nos vigila, podremos ponernos de acuerdo, todos a una. Es estos momentos lo veo muy dificil. Si hay alguien mas positivo que decide dar un pequeño paso, ahora que tenemos la posibilidad de comunicanos tan facilmente, ah´´i estare. Yo, tambien, mientras tanto, como tu Pedro, sigo pensando en ese tremendo horror. Solo me causa tristeza y desearia que todos como decia Pablo Neruda nos callaramos, que el silencio sea el primer paso. Pepi.

    ResponderEliminar
  15. Pedro, es todo un honor para mí ser parte de miles de seguidores que tienes diseminados por todo el globo. Soy gran fanático de tus canciones y, últimamente, asiduo lector de tu blog, de tus comentarios, que considero geniales.

    Soy dominicano, y me duele, pero acepto con dolor la realidad de tus comentarios. Pero lo que no acepto, aunque trate de comprenderlo, es la GENERALIDAD de tu opinión hacia los dominicanos. la gran mayoria de esta orgullosa y maravillosa raza, no salimos en las primeras paginas de los periodicos. Definitivamente...no somos los ladrones, narcos, corruptos, asesinos, insensibles, racistas y ese largo etcetera que adorna columnas buscando vender noticias,..los dominicanos no somos eso...quedo demostrado!...somos los que frente al dolor de un pueblo ajeno... escribimos como se aplica la SOLIDARIDAD!.

    Un abrazo, orgulloso de ser tu admirador siempre, pero más, mucho más de nacer y vivir en la gloriosa República Dominicana.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo8/2/10

    Poema La muerta
    de Pablo Neruda:

    "Si de pronto no existes,
    si de pronto no vives,
    yo seguiré viviendo.

    No me atrevo,
    no me atrevo a escribirlo,
    si te mueres.

    Yo seguiré viviendo.

    Porque donde no tiene voz un hombre
    allí, mi voz.

    Donde los negros sean apaleados,
    yo no puedo estar muerto.
    Cuando entren en la cárcel mis hermanos
    entraré yo con ellos.

    Cuando la victoria,
    no mi victoria,
    sino la gran victoria
    llegue,
    aunque esté mudo debo hablar:
    yo la veré llegar aunque esté ciego.

    No, perdóname.
    Si tú no vives,
    si tú, querida, amor mío,
    si tú
    te has muerto,
    todas las hojas caerán en mi pecho,
    lloverá sobre mi alma noche y día,
    la nieve quemará mi corazón,
    andaré con frío y fuego y muerte y nieve,
    mis pies querrán marchar hacia donde tú duermes,
    pero
    seguiré vivo,
    porque tú me quisiste sobre todas las cosas
    indomable,
    y, amor, porque tú sabes que soy no sólo un hombre
    sino todos los hombres."

    Me gustaria compartir este poema contigo, y con tod@s que seguro ya conoces. Ese deberia ser el espiritu. Pepi.

    ResponderEliminar
  17. Pedro, eres uno de mis compositores favoritos, he asistido a tus tres ultimos conciertos en Republica Dominicana y me entristece ver como te arriesgas a emitir un juicio con evidentemente muy pocos elementos para evaluar, ya que al leer el comentario en tu blog entiendo que nunca en tus multiples visitas a nuestro pais te has paseado por nuestros barrios donde haitianos y dominicanos conviven juntos, van al mismo colmado, juegan domino en la acera y bailan bachata, se casan y tienen hijos que van a las mismas escuelas. Te has quedado en las noticias internacionales y con las imagenes de haitianas con sus ninos pequenos pidiendo en los semaforos, verdaderamente da tristeza que quieras asegurar que marginamos a nuestros vecinos por el simple hecho que cruzan la frontera a hacer trabajos no calificados igual a los que hacemos los dominicanos en tantos paises a los que emigramos, incluyendo el tuyo. Por supuesto que existen diferencias entre nosotros, dominicanos y haitianos, tenemos profundas diferencias religiosas y culturales que no se limitan al idioma y al color de la piel. Entiendo tu tristeza por Haiti y me parece muy bonito y conmovedor que hayas dedicado unas lineas de compasion a Haiti, pero te puedo asegurar que al menos un 80% de los 10 millones de dominicanos hemos hecho cosas mucho mas concretas por al menos un haitiano en desgracia, aunque nadie se entere, aunque nadie quiera verlo, porque hay gente que se siente mejor consigo mismo cuando puede criticar a los que considera que no hacen nada por un mal del cual ellos se sienten exonerados de ayudar a remediar por alguna insalvable excusa. Continuare admirando tus letras y confio que la proxima vez que emitas tu juicio sobre alguna situacion que no conoces a fondo intentes ser mas objetivo.

    Dahiana Nunez. dahnunez@gmail.com

    ResponderEliminar
  18. Anónimo9/2/10

    Pedro dedicate a cantar, que es lo que sabes hacer. Deja de querer filosofar hablando caballadas y sandeces sobre temas que no conoces, no comprendes y no sabes.
    Noam Chomnsky es de los que viven de criticar a su pais,pero que no podrian vivir fuera de el. En Cuba hace rato que estuviera en una carcel. Ademas la cita que haces de el, esta llena de inexactitudes(USA no restituyo la esclavitud en 1915).
    En cuanto a las criticas que le haces a los Dominicanos por sentirse diferentes a los haitianos, no tienes ninguna razon. Son dos pueblos de culturas completamente diferentes.
    Y si crees que el problema son algunos pigmentos de mas o de menos en la piel, puedes pedirle al Gobierno de tu querida Espana que no menosprecie, ni maltrate ni devuelva a los cientos de africanos que todas las semanas llegan a las costas de tu patria.

    Atentamente
    Un Fan de tu excelente musica
    Miguel_344

    ResponderEliminar
  19. Anónimo9/2/10

    Cierto...pero no olvidemos lo que paso alli unos siglos antes con la inesperada visita (y posterior importacion de esos negros como esclavos) por parte de Francia?, España?, Inglaterra? que importa? todos son parte de lo mismo..y es que el problema no son las naciones pedrito...es y siempre ha sido el hombre! que es el unico lobo del hombre...

    Un fan Dominicano

    ResponderEliminar
  20. francisco alberto duran13/2/10

    hola Pedro, gracias por tu musica y tu vision, soy DOMINICANO, y en serio te digo q el problema al trato de los haitianos es algo q se nos ha vendido por años, las clases dominantes de ambos paises se benefician de esto y otras tantas cosas, te aseguro, que la gran mayoria de dominicanos le tiende la mano al pueblo haitiano, y no solo cuando van a salir en la prensa como ha hecho la comunidad internacional en esta ocasion. el problema tiene raices mas profundas q las q se observan a simple vista, preguntale a tu amigo VICTOR VICTOR, si, a vitifive, a vitico, como le decimos nosotros los de LA MULTITUD, yo me siento dolido, por q esa tragedia aunq no completa, pudo evitarse, si tan solo todos nosostros como comunidad internacional hubieramos hecho algo por Haiti para prevenir en vez de reconstruir. ahora bien pedro no como reclamo solo como observacion, ningun pueblo, repito, ningun pueblo, atraves de la historia de nuestro hermano pueblo, ha ayudado tanto a nuestra vecina y sufrida haiti, como REPUBLICA DOMINICANA. en otro tono celebro tu nuevo disco, espero ansiosamente tu visita, y te invito a visitar la pagina de nuestro grupo de trabajo social, de la juventud inquieta que sueña con contaminar el mundo, aqui te dejo la direccion y el mas grande de los abrazos. http://www.lamultitud.es.tl/ y nuestro blog http://lamultitudcentrocultural.blogspot.com te esperamos pronto. mucho aprecio.

    ResponderEliminar