21/9/10

El Abuelo

Así le llamaban los que le conocían. La primera vez que yo escuché hablar de él era simplemente Labordeta: José Antonio Labordeta. Y era cantautor y aragonés. Fue una de mis referencias cuando yo decidí que el lugar del mundo en el que quería permanecer era el de la canción de autor. Y él fue uno de los primeros, por eso ahora, cariñosamente se lo llamaba así: el abuelo.
He admirado su canción que es de una tierra, de un lugar, de una aldea y desde ahí, lanza su mensaje al mundo.
He admirado su coherencia y su sabiduría.
He admirado su lucha, su vida al servicio de los demás (desde la música y desde la política).

Un día, hace muchos años ya, el abuelo, que todavía era sólo Labordeta, puso su mano en mi hombro y me dijo: adelante. Más tarde, cuando ya si que era el abuelo, me volvió a animar en el Libertad 8. Luego, coincidimos muchas veces y tuvimos y tenemos muchos amigos comunes.

No se, uno piensa que nadie debería morir, y mucho menos la gente que para su suerte, sin duda, han sido y son un punto de luz para tantos otros y otras.

Descansa en paz, abuelo.

6 comentarios:

  1. "Cantares de la tierra adentro"; qué título, qué genio.

    No se ha ido, ni se irá. Ya se hizo perenne.

    ResponderEliminar
  2. Aunque suene a lo de siempre, es cierto que su voz y su pensamiento no morirá jamás.

    Habrá un día
    en que todos
    al levantar la vista,
    veremos una tierra
    que ponga libertad.



    Creo que todavía no hemos encontrado esa tierra que él tanto soñó y cantó.



    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. http://segundacita.blogspot.com/2010/09/somos.html

    ResponderEliminar
  4. Un hombre a igual que su canción.

    Ya se le extraña...

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón acerca del "abuelo". Fue una persona importante en este país, para "casi" todos. Creo que lo seguirá siendo, a pesar de que ya no esté fisicamente. Ha dejado muchas cosas buenas que no se perderán :-)
    Un abrazo desde Graná!

    ResponderEliminar
  6. Yo casí no lo conocí. Por edad y por ignorancia. Siempre me habia parecido un personaje peculiar, honesto, valiente i defensor de sus ideas. Así me gustaría ser de mayor. Un beso.

    ResponderEliminar