12/11/10

Libros


Compro libros. Todo el tiempo compro libros. Leo muchos libros, pero compro más libros de los que puedo leer. Pienso que un libro es algo que queda ahí y ya encontremos el momento para leerlo. Cuando viajo, compro libros. En las esperas de los aeropuertos. A veces son libros que a pesar de los intimidantes aspavientos del marketing solo sirven para matar el tiempo o para leer en el baño. A veces son grandes libros escondidos tras humildes encuadernaciones.
A través de los libros conozco nuevos nombres, nuevos paisajes y a veces, conozco una ciudad o un país. A veces, un país me revela sus nuevas formas de expresión. Colombia, por ejemplo, hace algunos años me habló de Andrés Caicedo. Mi maleta viajó de vuelta a España cargada de libros de Andrés. Chile me habló de Pedro Lemebel y su lengua afilada se acurrucó entre las camisetas y los calzoncillos para hacer así su primer viaje trasatlántico.
Nueve horas se retrasó nuestro vuelo de regreso de Santiago hace unas semanas. Nueve horas son demasiadas. En el aeropuerto compré un libro llamado La Familia. Un libro de investigación periodística que revela la terrorífica historia de la familia Pinochet. En nombre de la patria y amparados en la rancia ultraderecha moralista, casposa y salva pueblos de enemigos marxistas, desvalijó un país. Lo desvalijó en su espacio más humano, donde vivían sus mejores mujeres y hombres. Lo desvalijó a base de torturas y desapariciones, genocidio y crueldad. Pero también, desvalijó sus arcas y evadió el dinero de la patria y del pueblo hacia cientos de cuentas escondidas en el extranjero, para uso y disfrute de la propia Familia. Que patriótico. Qué vergüenza.
He sabido por este libro de la gran admiración que sentía Pinochet por Franco y cómo, tras venir invitado a España al funeral del Generalísimo y ver el trato que se le dio, hubo en su vida un antes y un después. A partir de ahí y bajo la franquista inspiración, Augusto se desató. También he sabido que Salvador Allende, hasta el último momento, creyó en su fidelidad. "Pobre Augusto, debe estar preso". Ese fue su comentario ante la imposibilidad de comunicarse telefónicamente con Pinochet la mañana del 11 de septiembre de 1973. Qué vergüenza.
Hay libros cuyo contenido es altamente tóxico. Como compensación, en este nuevo viaje a Chile completé mis libros de Pedro Lemebel. Para Lemebel sólo tengo palabras buenas, dulces, cariñosas... Su enorme sensibilidad de homosexual de izquierdas nos sumerge en un mundo lleno de rabia y amor. Sara Montiel convive con Chabela Vargas, Victor Jara y Violeta e Isabel Parra se encuentran con Charly García, María Bethania y Omara Portuondo, Pina Bausch baila con Rafella Carrá y el neoliberalismo hipócrita y descarado queda desnudo en la plaza pública, encaramado a sus miles de muertos y por la gracia de Dios.

Compro libros y en los libros se esconden las canciones. Yo las busco entre las páginas. Entre las hojas de los cientos de libros, buceo; porque en cualquier lugar, agazapado, hay un mensaje que alguien, sin querer, dejó para mí.

13 comentarios:

  1. Leo contigo, Pedro. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Otra razon para admirarte aun mas... nuestro amor compartido hacia la buena literatura...
    Isabelle Cobo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/11/10

    Un libro me desperto el interés por la profesión que tengo hoy en día,todo por un libro.
    "El curioso incidente del perro a medianoche"

    ResponderEliminar
  4. No tenía dudas de que la sensibilidad y el buen hacer derramado en tus canciones derivaba sin ninguna duda de un apasionado amor por la lectura. Soy un lector empedernido y un pobre escritor aficionado; por ello intento que los que vienen detras, en este caso mis hijos, lean y a ello les insto diciendoles que de esa manera conoceran lugares que jamas visitaran y viviran emociones y situaciones inimaginables si no se dan a traves de la palabra escrita. Agradezco de corazón tus canciones, soy de la escuela que crearon Serrat, Aute, Sabina y tantos otros viejos dinosaurios y que se ve por suerte continuada contigo e Ismael Serrano. Tambien a sido un placer encontrar tu blog, lo seguiré con sincero interes. Por cierto, si no lo has leido te recomendaría un libro de Elsa Osorio titulado A veinte años,Luz. Trata sobre los desaparecidos durante la dictadura argentina y resulta estremecedor. Un abrazo.Mauro
    http://lafactorianavarro.blogspot.com/
    Email:mangines@live.com

    ResponderEliminar
  5. En algún momento de mi vida tuve que dar un giro, sin darme cuenta, y comencé a leer mucho más investigaciones, enfoques de desarrollo, impactos de proyectos específicos, procesos normativo-legales, etc. La verdad, cuando comencé a leer tanto sobre ello, el tiempo para las novelas, cuentos y/o poemarios quedó bastante reducido (aunque nunca suprimido).

    Luego, poco a poco, fueron volviendo... y comprendí, una vez más, que la literatura (como todas las artes) puede ser un instrumento increíblemente práctico para la transformación de la realidad en un mundo mejor para todas y todos.

    Esta genial utilidad ya había sido descubierta por Mikhail Bakhtin cuando (re)conoció el origen de la novela como algo más que un simple género literario.

    En fin, simplemente se me dio por escribir unas líneas.

    Les dejo referencia de un par de libros buenísimos de Bakhtin para comprender la historia de la novela:

    1.- Teoría y estética de la novela. Editorial Taurus. Madrid. 1989

    2.- Bakhtin, Mikhail. La Cultura popular en la edad media y en el Renacimiento: el contexto de François Rabelais. Alianza Editorial. Madrid. 1987

    ResponderEliminar
  6. Me gustan mucho tus últimas palabras. ¿Es una canción?:
    "Compro libros y en los libros se esconden las canciones.
    Yo las busco entre las páginas.
    Entre las hojas de los cientos de libros, buceo;
    porque en cualquier lugar, agazapado,
    hay un mensaje que alguien, sin querer,
    dejó para mí".
    Yo escribo como aficionada, con el deseo de llegar a tener esa profesión para siempre (como dices en tu cancion: Espero que esa "profesión me vaya quedando bien"...).
    Te invito a que pases por mis blogs de relatos! Tal vez haya algo agazapado que te sirva :)
    Un abrazo
    * http://lavidadeserena.blogspot.com/
    * http://relatosdecarol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. LOT ACOSTA ALVAREZ25/11/10

    america enriquece al hombre es verdad,pero tu tierra te da vida.no cambies tu costumbres canario.cantale a tu tierra,queremos oir esa voz que nos envulve.tan mistica y a la vez tan sabia.si de tus origuenes,de ese acento inconfundible y diferente donde los haya.no hay raza como mi raza.AMA AMAUTAMA.VALLE DE ABICORE.

    ResponderEliminar
  8. por si acaso:

    Librodot.com es una biblioteca en Español de libros GRATUITOS.

    http://www.librodot.com/

    aunque manejar celulosa siempre es un encanto !

    baci e abbracci.

    ResponderEliminar
  9. Yo también soy lectora a todas horas y de todo lo que cae en mis manos y ahora que tengo hijos les estoy inculcando el amor a la lectura, mi hija de 5 años lee ya perfectamente y el pequeño con 3 años se pasa las horas muertas con los libros en sus manos y se inventa sus historias y para mi eso es una suerte. Yo escribo sólo para ocasiones especiales, tanto canciones como pequeños libros y me siento afortunada por tener esa capacidad aunque sea como mera aficionada

    ResponderEliminar
  10. Pedro, descubrir tu música ha sido uno de los mejores aciertos! Como tambien lo ha sido descubrir tu blog. Me alegra mucho!!

    Leí todas tus entradas, y debo decir que en muchas sentía que contabas algo de mí, pues también me gusta Saramago aunque solo he leído dos de sus libros “Ensayo sobre la ceguera” y “Levantado del suelo”, estos han bastado para, que sin duda alguna, crea que Saramago fue uno de los mejores escritores que he podido conocer.
    También compro muchos libros, muchos más libros de los que leo realmente, pero los mantendré, quizás algún día los voltee a ver y me enganche a uno de los muchos ya que hacen cola para estar entre mis manos.
    Me he dejado contaminar con tu música, con tus versos, con lo que expresas. Gracias por qué dices muchas de las cosas que me gustaría decir pero que en mi no hay las palabras.
    Gracias por hacer lo que haces, lo haces muy bien.
    Me gustaría que vinieras nuevamente a Colombia, ojala muy pronto. En la pasada ocasión que viniste no pude ir y me dolió el corazón.

    Espero vuelvas!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo14/12/10

    Eres un músico cuyas canciones he disfrutado mucho desde hace años y tienes el don para la literatura. Otro strato d progreso será cuando el mundo en mayoría sea capaz d leer ciencia exacta con la facilidad con la q inventa lírica, épica o drama...
    Ojalá gustes d leer a Carl Sagan en sus libros d divulgación científica -Cerebro de Broca, Dragones del Edén, Cosmos, La Carga del Excepticismo-; también hay inspiración agazapada en ellos, si les das oportunidad seguro q t harán fluir motivos para componer como sabes hacerlo y tus admiradoras, incluyéndome, suspiraremos como habitualmente... MINA.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo19/12/10

    Confidencias:
    Yo no escribo, leo lo que puedo, que no es mucho, pero sí escucho tus canciones casi a diario. Cuando la rutina pesa y me muevo por inercia, hay una ventana que me devuelve la sensibilidad: tu música.
    Me gusta escuchar ciertos temas por la mañana cuando voy a trabajar. La música, las letras, la luz de la mañana... me dan fuerza para afrontar el día, es un momento mágico que para mi es como un ritual.
    Me gusta mucho los puentes musicales de algunas de tus canciones.
    Por todo ello corro el riesgo de darme un porrazo!!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo31/12/10

    Murió Pinochet, pero su política sigue gobernando. Actualmente el estado chileno, (independiente del color político) sigue torturando, a mapuches, entre ellos niños; y a todo quién salé a la calle a protestar, las fiscalías inventan excusas para meter más y más personas a las cárceles. El comunismo está muerto en Chile, duerme en sus laureles, en la nostalgia, en el congreso, ahora son otros los "compañeros".

    ResponderEliminar